Herramientas de control de calidad de traducciones e informes de QA

¡Hola a todos! Hace unos días contactó conmigo una agencia y, al explicarme sus procedimientos, mencionaron que las traducciones se tienen que enviar junto con un informe de calidad hecho con Xbench, Verifika o herramientas similares. Hasta ahora nunca me habían solicitado nada parecido y no he utilizado este tipo de herramientas, ¿vosotros las usáis normalmente? ¿Los clientes las suelen requerir? No sé si estoy preguntando algo muy obvio, ja, ja, es que como solo hago cosillas sueltas como autónoma no estoy muy al día. Hasta ahora simplemente he utilizado la función de QA de las herramientas TAO para corregir yo misma lo que hiciera falta, sin necesidad de enviar ningún informe a nadie :sweat_smile:

1 me gusta

¡Hola, @Marta!

A mí personalmente nunca me han pedido informes de QA (y ni siquiera el uso de herramientas de control de calidad, vaya), pero sí que me suena que es una práctica que te pueden pedir algunas agencias, sí.

Yo sinceramente hago lo mismo que tú, utilizo las herramientas de QA de la herramienta TAO de turno y por ahora me ha ido bien (vamos, tampoco creo que hacer solo eso no sea profesional si haces una buena autorrevisión y el QA de la herramienta TAO es bueno), pero supongo que puedes apañarte por ahora con Xbench si tampoco necesitas algo realmente complejo. ¿No les valdría algún informe de Memsource, SDL Trados Studio o memoQ? :sweat_smile:

¿Tenéis más información al respecto, @jmmanteca, @Arturo, @Elizabeth? ¿Alguien más se anima a comentar? :smiley:

P. D. He cambiado un poco el título original para que sea más completo a la hora de compartirlo en redes, que le acabo de dar algo de difusión al hilo. Espero que no te moleste, @Marta. :sweat_smile:

1 me gusta

Conozco tanto Xbench como Verifika pero solo utilizo la primera. Mis compañeras traductoras me comentan que les viene bien para detectar determinados errores que se le suelen colar a las herramientas de traducción asistida que utilizan. Xbench es bastante potente si se configura adecuadamente. Además, desde Xbench se pueden editar las traducciones de proyectos de Trados sin tener Trados abierto y el propio Trados tiene un plugin de Xbench para facilitar la integración.

Sobre lo de exigirte informes, la verdad es que nunca había escuchado que una agencia pidiera a sus traductores esto… porque además implica forzar al proveedor a pagar por la herramienta, que no es gratuita… Desde luego no me parece algo muy fiable, debería ser la agencia la que se encargara de generar estos informes con tus traducciones y devolvértelos para que apliques las correcciones, si es que tanto le interesan… Por lo que yo conozco, es el gestor de proyectos el que normalmente suele usar este tipo de herramientas antes de dar el visto bueno a una traducción.

3 me gusta

Muchas gracias por tu rápida respuesta, @Arturo. :smiley:

No había caído en esto, tienes toda la razón. Ahora que lo dices, hace poco una agencia me mandó un cuestionario sobre este tipo de herramientas y que si consideraría pagar una licencia de Xbench, pero que no me preocupara por ahora ni mucho menos por eso. Creo que está bien saber eso de que realmente la agencia puede generar los informes con una licencia.

Xbench sé que es muy potente en cuestión de terminología y demás, con palabras prohibidas, preferencias de cliente, etc. Yo por ahora me apaño bien con las herramientas de las que dispongo, pero supongo que son distintos métodos de trabajar. Trabajo con muchas herramentas internas de clientes y no puedo aprovechar al máximo Xbench, así que por eso tampoco lo he investigado en exceso, pero la verdad es que agradezco todo eso que comentáis. :slight_smile:

¡Muchas gracias por vuestras respuestas! Ya me he quedado un poco más tranquila, ja, ja. Con esto de estar aislada del mundo occidental nunca sé si lo que me piden es normal o no xD

También ofrecían después esta opción, decían que preferiblemente había que enviar las traducciones con el informe y, si no se enviaba, sus ingenieros generarían uno y me lo mandarían para que aplicara los cambios necesarios. Finalmente no veré cómo son estos informes porque esta agencia, aparte de exigir esta revisión y cambios con el informe también requería después hacer una revisión en contexto en un archivo final maquetado que enviarían al terminar el proyecto… y por todo esto ofrecían la friolera de 5,3 céntimos por palabra.

¡En absoluto! Tú sabes más de SEO y esas cosas :grin:

1 me gusta

Hola, @Marta:

En mi caso, normalmente me limito a usar el sistema de control de calidad que trae la herramienta TAO de turno (memoQ o Trados Studio), y pocas veces recurro a Xbench o similares, ya que los primeros cumplen de sobra para lo que necesito.

Hay agencias que tienen certificaciones ISO o AENOR que, como parte de sus procedimientos, puede que te pidan un informe de que has pasado el control de calidad de la TAO. Por otro lado, aunque no te lo pidan, creo que es una buena idea acostumbrarse a pasar el control de calidad en cada proyecto y guardar el informe por si las moscas, pues no sería la primera vez que tú mandas una traducción a tu cliente, que dicha traducción acaba vete tú a saber dónde, que después hacen unos cambios que alteran la calidad de tu trabajo y que, al final, tu cliente te acaba reclamando a ti la responsabilidad por esos cambios. En ese tipo de casos, el informe en HTML puede ser la prueba de que tú no hiciste esos cambios.

Además, según el cliente, creo que tener la iniciativa de incluir un informe de control de calidad junto con la traducción, aunque no te lo soliciten, puede hacerte «quedar bien» ante ese cliente y, en parte, diferenciarte de otros colegas, ya que demuestra que no solo te has limitado a traducir y ya está, sino que te has tomado la molestia de comprobar que no haya errores fáciles de subsanar en tu traducción.

En resumen, creo que pasar el control de calidad de la herramienta TAO de turno al terminar cada proyecto y guardar el informe correspondiente nunca está de más. Otra cosa sería usar un programa externo que no fuese una TAO, como Xbench o Verifika, y ahí habría que ver si nos compensa pagar por el programa de turno, entre otras cuestiones.

2 me gusta

Siempre que veo esas tarifas con decimales que no sean ,5 (si acaso) me da un mal rollo… :sweat_smile: Y mira que parecen profesionales si quieren que se hagan todas esas, lo reconozco, pero… ¡que apoquinen, que eso lleva su tiempo y trabajo! :roll_eyes:

Gracias por tu respuesta, @jmmanteca. Me quedo más tranquilo si un crack de las TAO como tú hace lo mismo que yo entonces más o menos, que pensé que lo mismo hacer “solo eso” hoy en día estaba desfasado o descuidado. Bueno, por ahora no se me han quejado. :sweat_smile:

No se me había pasado por la cabeza, pero es cierto que es muy buena idea. Me lo apunto sin duda. Gracias por el consejo. :blush:

Otro sabio consejo. ¡Al final yo también estoy aprendiendo un montón gracias a este hilo! :smiley:

Yo pasarlo siempre lo paso, pero me temo que la herramienta que yo uso normalmente (Memsource) no tiene la opción de sacar el informe… o yo no lo he visto hasta el momento. Lo que hago es guardarme la versión final de mi traducción. Pero me apunto tu consejo para más adelante, ¡muchas gracias!

Bueno, era un precio en yuanes y ese era el cambio a euros que me salía :sweat_smile: Pero vamos, que sí, que van de superprofesionales pero pagan fatal. Así está el mercado de la traducción en China y así se ven las burradas que se ven… en fin.

1 me gusta

Ah, el tema de la conversión de divisas… La verdad es que eso es un rollo porque casi siempre se sale perdiendo con comisiones y demás, pero bueno, ¡había que intentarlo, supongo! Al menos al final se ha quedado una buena anécdota. :stuck_out_tongue:

Hola a todos:

Os dejo por aquí un par de herramientas que yo suelo usar para hacer informes de cambios sencillos. Vaya por delante que también soy partidario de usar las funcionalidades que ya traen de serie herramientas TAO como Trados o memoQ, que son mucho más avanzadas y completas, pero creo que quizá no son las más idóneas o prácticas si lo que quieres hacer es un informe rápido de cambios para enviarlo al traductor o al project manager de turno (esto último depende mucho de si trabajas con herramientas TAO siempre o no, claro). En mi caso, que hago controles de calidad de subtitulado o revisión de guiones traducidos para doblaje, me viene mejor usar algunas de estas herramientas.

  • Change Tracker: gratuito y compatible con archivos de proyectos XLIFF de herramientas TAO como Trados, memoQ o Wordfast. También permite importar archivos en formato Word (doc y docx) y RTF. Esto último es genial porque puedes usarlo para cualquier archivo de texto —yo, por ejemplo, lo uso mucho para hacer informes de cambios de archivos de subtítulos SRT—. El informe que genera es una tabla que puede exportarse en formato Excel. Grabé un tutorial en vídeo para el canal de Traduversia que os dejo por aquí.
  • Compare Suite. Similar a Change Tracker, aunque con muchas más opciones para configurar cómo queremos hacer la comparativa. La versión gratuita viene con funcionalidades limitadas, pero permite hacer comparativas entre archivos de Word y archivos de texto. Las versiones de pago son bastante completas y, aunque no las he probado, lo que recuerdo que vi en su día me pareció bastante útil. En la web (https://comparesuite.com/) tenéis más info junto con un vídeo sobre cómo funciona el programa.

  • WinMerge. También similar a los anteriores, aunque algo más anticuado. Ideado para comparar sobre todo archivos de código, pero también funciona para cualquier documento o archivo de texto. Permite generar informes en HTML y trae algún extra que no tienen los anteriores como la posibilidad de comparar carpetas o archivos binarios.

  • DiffMerge. Interesante alternativa a WinMerge. Tiene una interfaz más minimalista y algo más moderna. Me sorprendió gratamente porque lee bien archivos raros como los archivos de subtítulos (probé con SRT y ASS y los pillaba bien). Hay que registrarse (pagando) para poder usar algunas de sus funciones, como la exportación de informes. Un punto que destacaría de esta herramienta es que permite crear distintos tipos de informes (unified o side by side) en formato TXT o HTML.

  • Por último, quizá el más sencillo pero no por ello menos importante, * la función «Comparar documentos (estilo jurídico)» de Word y las distintas opciones de su control de cambios (pestaña «Revisar»). Imagino que casi todos conoceréis esta función, pero yo tardé un tiempo en conocerla y cuando me la descubrió un compañero en la carrera me quedé boquiabierto. Así que creo que los noveles o menos geek agradecerán encontrársela por aquí. De nuevo, es útil solamente para crear informes sencillos que se generan a partir de la comparación de dos documentos de Word o texto (que a menudo son un documento traducido y el revisado). Yo la he usado y la sigo usando bastante para hacer informes de cambios sencillos de archivos de subtítulos, que exporto en formato TXT o RTF para poder hacer toda la comparativa. Por lo general lo que suelo hacer es marcar que se muestren todas las revisiones y generar un PDF en el que salen en rojo todos los cambios que se detectan al comparar el documento traducido con el revisado.

Hay muchas más herramientas para comparar documentos y crear informes sencillos, pero creo que con estas es más que suficiente para ir tirando. A mí al menos me va de lujo con varias de estas herramientas.

Un saludo a todos y gracias por proponer un hilo tan interesante.

2 me gusta

¡Muchas gracias, @raflosa! Cierto, ¡no recordaba que habías hecho un vídeo sobre esto mismo! :sweat_smile:

Como dices, aunque no sea exactamente lo mismo, lo cierto es que todas esas funciones que comentas nos pueden venir bien de cara a trabajar con otras personas y saber bien qué han cambiado sin quebrarnos demasiado la cabeza en caso de que no dispongamos de herramientas avanzadas.

Por complementar un poco, una cosa que me encanta de Documentos de Google y Hojas de cálculo de Google es que puedes ver un historial de los cambios que ha habido. Aunque no son herramientas de traducción en sí, trabajo mucho con este tipo de documentos y viene bien. Esto es algo que se encuentra en Archivo -> Historial de versiones -> Ver el historial de versiones. :wink:

1 me gusta

Hola, Marta.

En mi caso, utilizo bastante Xbench (tanto para traducir como para revisar).
Colaboro con agencias y siempre me solicitan el envío del informe. Suelo hacerlo en formato .xls y agrego comentarios adicionales, ya que suele haber falsos positivos, en ocasiones.
Xbench cuenta con su versión freeware que está bastante bien y con una prueba de 30 días de la versión completa. Sugiero practicar con cualquiera de los dos para familiarizarse con sus funciones. Tiene una interfaz intuitiva. No me resultó difícil aprender a usarlo. De todos modos, Xbench cuenta con un canal de YouTube donde hay videos demostrativos. Y, por supuesto, hay videotutoriales de otros canales que han aportado contenido al respecto.
He adquirido la versión paga y estoy bastante conforme, ya que es un programa muy completo porque detecta cositas que, a veces, se te puede escapar. Incluso, como bien comentaron los colegas, cuenta con un plugin para SDL Trados Studio que agiliza muchísimo el proceso.
Me gusta mucho que se puedan agregar las bases terminológicas de MultiTerm ya que eso permite constatar que se haya respetado la terminología.
En mi caso, considero una excelente inversión. Lo recomiendo.

¡Saludos desde Córdoba (Argentina)! :slight_smile:

2 me gusta

Muchas gracias por tu aporte, @mcmtrad. Como siempre, muy interesante. :slight_smile:

Solo quería matizar que la versión freeware es la 2.9 y que puede descargarse desde la propia web de Xbench, aunque está algo escondida (al final de la sección de descargas, cuyo enlace es el siguiente: https://www.xbench.net/index.php/download).

Un saludo.

2 me gusta

¡Muchas gracias, Cecilia! Me lo apunto para cuando necesite una herramienta de este tipo.

2 me gusta