Salir o no salir en los créditos de una traducción

¡Hola!

Dejo por aquí un hilo que he escrito en Twitter a modo de reflexión. Habría preferido usar el foro directamente, pero como por ahora mucha gente no lo conoce y creo que puede haber un debate interesante entre todos los que están en Twitter, he preferido iniciarlo por ahí.

¿Qué os parece?

Yo nunca he salido en los créditos porque los juegos en los que he trabajado hasta ahora ni siquiera tienen créditos :sweat_smile: Y, la verdad, en muchas ocasiones me alegro de no salir. Incluso hay algunos juegos que no sé si nombrarlos o no cuando me preguntan qué juegos he localizado, no vaya a ser que esa persona vaya a ver el juego y diga “Pero si esto está fatal”.

Por ejemplo, hace un par de años localicé un juego para móvil de un estudio chino. La traducción al español (y a otros idiomas) se hacía desde una traducción del chino al inglés que no sé de dónde habían sacado los desarrolladores y que era Chinglish total. Había segmentos que ni se entendían y, aunque se lo dije al gestor de proyectos, allí nadie revisó nada. Bueno, su problema. Total, que terminé la traducción, se publicó el juego, me mandaron un par de actualizaciones más para traducir y después no volví a saber nada más de ellos. Cuando, al cabo de unos meses, me da por entrar al juego a ver si es que no lo han actualizado más o qué, veo con horror que sí han actualizado y los nuevos segmentos en español los ha traducido alguien que evidentemente no es nativo de español y ni tiene siquiera un buen nivel. Faltas de ortografía y patadas a la gramática por todas partes. Qué pena, de verdad. ¿Ahora con qué cara puedo yo decir que localicé ese juego, si lo han destrozado totalmente?

Me parece un tema muy interesante y, personalmente, prefiero comentarlo por aquí porque en Twitter seguramente tendría que crear varios tuits dentro del hilo para alimentar el debate debidamente y me resultaría bastante incómodo…

Dicho esto, voy al tema.

Yo también he sido «víctima» de esos errores que comentáis. Es muy frustrante ver que todo tu trabajo se ha alterado o transformado hasta el punto de que haya errores o, incluso, no reconozcas tu traducción.

A mí me ha pasado, sobre todo en doblaje, y sí que he sentido impotencia cuando al final he visto que mi nombre aparecía en los créditos. En casos así, creo que estaría muy bien que el traductor pudiera elegir si quiere aparecer o no, sobre todo si es un profesional externo (autónomo o freelance) al que han subcontratado y al que no han tenido en cuenta en las fases posteriores del proyecto porque lo han tratado como al último mono.

No obstante, si el traductor ha estado presente en todo el proceso y, de algún modo, puede ser «culpable» o «responsable» junto al resto del equipo, entonces en ese caso sí que debería figurar aunque los errores los hayan cometido otras personas —ya que, en este caso, entiendo que ha tenido la oportunidad de participar en el equipo de trabajo, opinando o avisando de los errores que haya podido ver—.

Por otro lado, también veo que hay un poco de egolatría tóxica en esto de los créditos. Creo que, a veces, tendemos a personalizar demasiado los méritos o los fracasos, en el sentido de que cuando la traducción es buena, nuestro inner monster quiere que se nos mencione y se nos dé crédito, pero cuando no lo es, preferimos no estar por miedo a que se nos ataque o a que eso afecte a nuestra reputación. Creo que, en general, tanto el público como los profesionales implicados deberíamos tomar una actitud y conciencia más grupal y menos individual, y entender que esos errores o aciertos no se pueden atribuir a la ligera a una persona. En todo caso, quizá desde la butaca se pueda criticar o elogiar el equipo de trabajo, pero yo nunca me atrevería a señalar a nadie en concreto (y, si alguna vez siento la tentación, intento abstenerme). Personalmente, creo que las culpas, errores y responsabilidades deberían gestionarse profesionalmente de puertas para dentro (en la empresa), haciendo balance del trabajo que se ha hecho y «premiando» o «castigando» a los responsables.

Un saludo.

1 me gusta

Me he partido la caja leyendo eso. :rofl::rofl::rofl: “Yo es que no salgo en los créditos porque… ¡no hay créditos!”. Me encanta, ja, ja, ja. :smiley:

La verdad es que me alegra ver este tipo de comentarios. Al final no es oro todo lo que reluce y muchas veces no todo queda tan bien como a uno le gustaría.

Gracias por ilustrarnos con ese concepto porque nunca lo había oído. Los ejemplos del Urban Dictionary son la monda. :rofl::rofl::rofl:

Eso me recuerda a un caso de un juego en el que trabajé que era de los más rentables que he tenido nunca. Pagaban una pasta y el contenido era facilísimo. El chollo duró un año, hasta que dijeron que habían contratado a traductores en plantilla para que se encargaran de todo el contenido viendo que cada vez había más. De repente empecé a ver incoherencias por todos lados y desde entonces nunca más volví a jugarlo. Mientras escribo esto me han entrado ganas de probarlo, pero creo que resistiré la tentación. :sweat_smile:

Da mucha rabia que nos esforcemos tanto para que luego pasen de nosotros, como me ha sucedido recientemente. Como se nota que no traducimos al inglés, porque ahí noto que es bastante raro que la pifien demasiado (que pasará también, pero al menos no tanto). Es como si otros idiomas dieran igual. Claro, que habría que ver si luego a los usuarios les importa demasiado que haya tantos fallos o no…

En fin, gajes del oficio. Al menos nosotros siempre tendremos la cabeza bien alta de que hicimos nuestro trabajo lo mejor que pudimos y que no es nuestra responsabilidad.

1 me gusta

Ya vi por Twitter que hay clientes que hasta te ofrecen la posibilidad de escribirles si no quieres aparecer. Me parece demencial. ¿Por qué no se hacen bien las cosas directamente y así no hace ni falta que exista eso? Sugerirlo es una forma de decir “la podemos cagar y tú, si no lo ves, no te enterarás”. Creo que sería mejor que fuera un toque de atención de que las cosas se tienen que hacer mejor.

Este párrafo es para enmarcarlo. Me parece de lo más interesante e inteligente que he leído en mucho tiempo, te lo digo en serio. Estoy de acuerdo en que al final mucho de todo esto de salir en los créditos viene del ego y que realmente nos debería dar medianamente igual aparecer o no. Hacemos nuestro trabajo y si nos reconocen, de lujo, pero tampoco debemos exigirlo a capa y espada porque no hay que olvidar que probablemente haya mucha otra gente que también merezca estar además de los traductores.

Además, de algún modo, intentamos beber del éxito de algo exitoso. Quiero decir, adoramos a quienes traducen cosas muy chulas (y ojo, que probablemente yo mismo me haya aprovechado de eso mismo en el pasado) cuando quizás hay otras cosas mucho menos visibles cuyo esfuerzo es mucho mayor a nivel de trabajo. Supongo que es inevitable. No estoy lanzando una crítica, pero con tu comentario me ha hecho reflexionar sobre eso mismo. También pienso que no es fácil estar al mando de algo exitoso y saber que tu trabajo, sea más o menos difícil, será escrutado por mucha gente, así que eso es un plus de dificultad sobre obras menos visibles.

Un debate muy interesante, un debate muy interesante. :slight_smile:

Este es mi lema, después de muchos años de pelearme con la gente de operaciones y con los desarrolladores (coñe, que deberíamos remar todos para el mismo lado, ¿no? Pues parece que estuviéramos en guerra… y eso que somos de la misma empresa :expressionless:).

En mi caso, es exactamente eso lo que pasa. Otros idiomas dan igual. Un juego chino que tenga éxito aquí gana un pastizal impresionante. Los desarrolladores se emocionan y quieren localizarlo y publicarlo en otros países. Cuando, al publicarlo, ven que todos los demás idiomas juntos (inglés, español, francés, alemán, ruso, portugués; a veces también turco, tailandés, indonesio…) les reportan una tercera parte de lo que ganan solo con la versión china, de repente ya no arreglan los bugs, tardan mil años en contestarte, les da igual ocho que ochenta, etc. Al final la pela es la pela y está la cuestión cultural de que en China la mayoría de la gente juega en el móvil (las videoconsolas estuvieron prohibidas hasta hace muy poco y había que irse a Hong Kong o Taiwan a comprarlas; en PC la gente ya no juega tanto ahora que tienen el móvil en la mano literalmente todo el día) y se gastan mucho dinero en juegos (el pay to win no está mal visto en absoluto). Así que, para ellos, la calidad de los otros idiomas digamos que no es demasiado importante.

Esa es otra. Yo creo que de un juego gratuito para móvil no se espera mucho; en cambio de uno para videoconsola en el que te has tenido que gastar tus buenos cuartos, sí.

Muy de acuerdo con esto. Pero el público no sabe (creo yo) la cantidad de gente y procesos por los que pasa una traducción, y el traductor siempre es el pobre chivo expiatorio, ja, ja, ja.

1 me gusta

Todo esto me recuerda a que no es la primera vez, ni la segunda, que después de aplicar un montón de cambios, luego ves que está todo como si no hubieras hecho nada. Preguntas y es que “ah, a alguien se le ha olvidado darle al botón de publicar cambios”. Luego lo corrigen, pero vaya, ya en postlanzamiento. Por supuesto, tú tienes que sudar la gota gorda porque a ti te llega como algo urgentísimo. :sweat_smile:

Esto es muy interesante. Normalmente debería haber un estudio sobre a qué idiomas se va a traducir un producto antes de lanzarlo, ¿no? Vamos, creo que es lo que suele pasar con desarrollos europeos, estadounidenses y japoneses. Parece que China va por otro lado. :sweat_smile: Sin duda, lo de la cuestión cultural da mucho que pensar. Igual es que hay que ir más allá de “traducir” en el proceso de localización, o incluso de desarrollo, para que los juegos sean más atractivos para el público en general.

Aquí vengo a contaros mis penas otra vez, ja, ja, ja. De verdad, yo no sé si es que todas las agencias de traducción chinas son una puCENSURADO mierCENSURADO (jo, qué boca tengo) o que yo las atraigo como moscas a la miel por algún motivo. Resulta que el mes pasado contactó conmigo una agencia (me encontraron en LinkedIn, creo) para localizar una aplicación china tipo Tinder. Me enviaron un test y estuve dudando si hacerlo o no porque me imaginaba que iban a pagar una tarifa bastante mala. Al final lo hice al día siguiente, se lo envié, me lo aprobaron enseguida y me dieron el proyecto. Vamos, que estaban completamente desesperados porque habían aceptado el encargo y la fecha impuesta por el cliente sin tener traductores de chino a español (o todos los que tenían les habían dicho que no). Acepté porque era una traducción fácil que podía hacer bastante rápido y además era entretenida. Pero como no tenía disponibilidad para traducir todo yo sola en el plazo que pedían (de viernes a miércoles), lo dividieron entre varios traductores, no sé si éramos dos o tres. Hasta aquí, relativamente normal. El problema es que no había glosario de ningún tipo, con lo que cada uno tradujimos los nombres propios (por ejemplo, los nombres de los sistemas y funciones de la aplicación) como quisimos. Aparte, no teníamos documentación de ningún tipo, ni acceso al cliente para preguntar dudas o contexto, ni la gestora de proyectos sabía responder nada tampoco. Después, en vez de tener a un solo revisor para intentar unificarlo todo y tener un poco de coherencia, pusieron a dos revisores…

Os podéis imaginar lo que salió de ahí. Cuento todo este rollo para concluir que, si ahora me dijeran: “¿Te gustaría aparecer en los créditos de esta aplicación?”, yo contestaría: “¡¡¡Nooooo!!!”.

Le pregunté a la gestora si iba a haber LQA de esa aplicación y me dijo que sí. Pobre desgraciado/a al que le toque hacerla… porque para poner orden van a tener que reescribir la mitad de la traducción :rofl:

1 me gusta

¡Hola, Marta!

Madre mía, ¡¡vaya tela marinera!!

Aunque a veces es completamente necesario, creo que no hay nada como que haya solo un traductor y un revisor, y que si acaso trabajen en tándem para que haya revisión cruzada. Solo así se evitan esos fregados, y es como he trabajado la mayoría de las veces.

Si hay más traductores, debería haber igualmente solo un revisor en la medida de lo posible precisamente para alinear criterios. A lo mejor le toca arreglar bastantes desastres, pero al menos habrá coherencia. Un cliente mío de hecho estaba preocupado por añadir a más de una persona al proyecto precisamente por cuestión de coherencia, y es que lo entiendo perfectamente.

Pero, al final, realmente hay que pensar que los culpables son ellos por:

  1. No haber planificado lo suficiente.
  2. No gestionar el proyecto bien para que solo haya un revisor (tendrían que haber buscado a alguien con disponibilidad completa para todo)
  3. No haber hecho el LQA antes de lanzar la aplicación (bueno, realmente no me queda claro si lanzaron la aplicación primero y ahora el LQA, lo cual no me sorprendería lo más mínimo. :rofl:).

El otro día estuve arreglando un montonazo de bugs de de una cosa que había hecho hace ya aunque no me pagaran por mi obsesión de hacer bien las cosas. Corregí bastantes cosas, aunque hay una tipo #sicansíos que me hizo llevarme las manos a la cabeza. Espero que lo solucionen cuanto antes. :grin:

Por cierto:

Espero que no se vea como prepotencia, pero en la medida de lo posible, intento negociar las tarifas o al menos ponerlas sobre la mesa antes de hacer pruebas. Ya me ha pasado varias veces que he hecho una prueba y luego me pagan “cuatro perras” y he decidido no trabajar con el cliente. Al menos así me evito perder tiempo de manera frustrante.

No creo que sea prepotencia en absoluto, de hecho es que hacerlo así me parece lo más normal, je, je. En este caso yo quería hacer la prueba porque casi nunca traduzco desde el chino y, como tenía tiempo, pues por ver qué tal lo hacía. Pero también he puesto mis tarifas por delante en muchas ocasiones. A veces te dicen que la tarifa va a depender de lo bien que hagas la prueba… en algunas agencias he visto que dividen a sus traductores en normales, expertos y másters del universo y le cobran al cliente más o menos según el tipo de traductor que quieran…

Esta app que comentaba tipo Tinder todavía no la han publicado en español, de hecho me siguen mandando archivos con segmentos que van añadiendo :rofl: Ahora ya estoy yo sola traduciendo y otra chica revisando y estamos manteniendo la coherencia en estos últimos archivos pero, claro, el follón de los archivos anteriores ahí está reflejado en la memoria… De hecho escribí el mensaje anterior porque busqué algo en la memoria y me salieron tres traducciones distintas para la misma palabra origen. Yo también tengo obsesión por hacer bien las cosas pero es que no me dejan. Un día me va a dar un ataque al corazón o algo xD

1 me gusta

No podría estar más de acuerdo. Tu experiencia explica muy bien lo que yo pienso al respecto de este asunto. Gracias por compartirla. :slight_smile:

Como decía más arriba, si un proyecto está mal gestionado desde el principio y los traductores son externos, creo que es lícito que podamos elegir si queremos aparecer o no en los créditos.

Claro, el tema es que de cara a la galería puede parecer que el traductor es verdaderamente el responsable de los errores. Si aparecer en los créditos no te hace justicia, entonces mejor no aparecer.

Un saludo.

Eso lo he visto varias veces y en realidad da un poco de rabia. Se supone que el trabajo debe ser siempre profesional sea la tarifa la que sea y que una prueba es para evaluar la capacidad global, no para ver cuánto te van a pagar. Pero bueno, sé que así funciona este mundo. :stuck_out_tongue: Si luego al cliente le cobran más o menos y una parte va a parar al traductor, bien; el problema es cuando le cobran más y eligen al más petardo luego. :sweat_smile:

Entiendo que se lo has dicho al cliente, ¿no? No sé, en mi opinión, siempre es mejor hacer un LQA con el texto lo más pulido posible para no tener que estar enviando bugs todo el rato. Pero supongo que ya depende de lo que quieran. ¿Y no te pueden enviar capturas aunque sea para hacer el LQA tú misma? :blush:

Totalmente de acuerdo. Aunque anda que no da rabia (tanto por no recibir crédito como por haberte chafado el trabajo).

Hombre, que si se lo he dicho, ja ja ja. Muy fina y delicadamente, con otras palabras, le dije a la gestora del proyecto que la traducción del primer archivo (el más gordo, además) había sido una cagada impresionante. Me dio la razón pero me respondió que “es que era la única forma de terminar en fecha”. :thinking: Sin comentarios…

El LQA no sé si lo voy a hacer yo porque en 10 días me voy de vacaciones, ¡¡bieeeeen!!

1 me gusta

@Marta , pues hay que reconocer que te han hecho pasar por bastantes despropósitos, si. Pero una cosa has dejado clara, y es que te valoras y valoras tu trabajo, además de que eres capaz de reaccionar a tiempo. ¿Que es mala suerte encontrar a esta gente uno tras otro? Si, más que nada porque desperdician tu tiempo. Pero estoy seguro de que podrás seguir esquivando a los que no merecen tus habilidades. Y cuando no puedas evitarlos, entonces intenta convencerte de que sigue siendo experiencia para ti, aunque te compense menos económicamente. Quizás asi lo sobrelleves mejor. En cualquier caso, queda claro que eres una profesional al 100%. Así que no desesperes. ¡Y disfruta las vacaciones como es debido!

Bueno, en cuanto al tema del post, creo que yo aportaré la opinión opuesta a lo más comentado por aquí. A mí me gusta aparecer en créditos. Me explico. Un traductor de mi categoría (sin formación universitaria) tiene muy complicado convencer a potenciales clientes. Cuando se trata de juegos en compañías más pequeñas, no hay tanto jaleo, pero las más grandes piden experiencia certificada de alguna manera. Sin contratos, lo único que me queda es solicitar algo que demuestre que trabajé para alguien. Suelo pedir al menos una carta de referencia/recomendación, pero no siempre me la han dado. Los créditos suelen servir para acreditar esto de una manera quizás un poco más rotunda, así que intento estar en todos los que puedo. A día de hoy, solo estoy en un conjunto de créditos. Algo triste, pero bueno…

Pero estoy de acuerdo en que, cuando mi inmersión en el campo de traducciones sea mayor, quizás pierda esa necesidad de estar en créditos porque mi trabajo estará bien hecho y no necesitaré que me agradezcan por ello (existen mejores maneras de subirme la moral jeje). Además, quizás tengo la buena suerte de que aún no han ignorado mis traducciones y las han implantado bien (salvo que suele haber una tendencia horrible a hacer string breaks y text overflows, cosa que por algún motivo las compañías no suelen corregir a pesar de descubrirlas yo e informar del error, pero de momento no me afecta tanto ser asociado con ello por créditos dado que es formato y no traducción el problema; eso sí, el día que una compañía mire uno de esos juegos para evaluarme, les dejare con la duda sobre si soy yo el paquete o mis jefes jajaja)

Espero haber aportado otro punto de vista sobre el tema. Supongo que aún necesito que mi ego profesional se expanda un poco con los créditos antes de quererme realmente por lo que hago y no por lo que dicen que hago. Saludos a todos.

1 me gusta

Esa es la frase: “sin comentarios”. Ya podrían haber luchado por algo más de tiempo, ya que, al final, en realidad va a ser todo más lioso, se va a dedicar tiempo igualmente y el resultado no va a quedar tan bien. Pero bueno, créeme que te entiendo porque he pasado por cosas parecidas. Al final, son gajes del oficio. :sweat_smile:

@Carontekai ¡Muy buena argumentación! Tienes toda la razón al decir que al principio interesa salir en los créditos no ya por orgullo, sino como la posibilidad de mejorar tu marketing y tener mejores oportunidades. No en vano, hay clientes que te venden que aparecerás en los créditos aunque no te paguen porque esa es precisamente la forma que tienen de “pagarte”. En fin, otro “sin comentarios”; supongo. :sweat_smile:

Yo mismo he aprovechado el renombre de Nintendo y de los juegos que traduje allí como forma de marketing, para qué nos vamos a engañar. Mejor poner nombres conocidos en tu CV que juegos que no conoce nadie o descripciones de ellos porque no los puedes decir. Ahora que ya estoy establecido, pues ya no me importa tanto, aunque igualmente siempre es un orgullo salir en los créditos. Supongo que, cuando estás asentado, ya te da un poco más igual salir o no en los créditos. Pero, sin duda, al principio es algo que hay que luchar por todo lo que has explicado.

Eso sí, en tu caso, has tenido la suerte de que solo has traducido tú y que has tenido cierto control de todo lo que ha pasado. El problema es precisamente cuando no tenemos ningún control y pasa lo que pasa, tal y como comenta @Marta o lo que comentaba yo en el primer mensaje.

En fin, ojalá las cosas se hicieran bien desde un momento y los traductores pudieran aparecer en los créditos por el reconocimiento que supone en todos los sentidos (como el marketing(. Por soñar, que no sea. :slight_smile:

@Carontekai Vaya, muchas gracias por los elogios :yum: A veces me da por pensar si la culpa será mía, que soy demasiado perfeccionista pero quizás a ese cliente le valga con algo que esté simplemente “más o menos”, ja, ja.

La historia de cómo empezaste que has contado en otro mensaje es muy interesante y, oye, a mí también me encantaría aparecer en los créditos de los juegos en los que he trabajado y que han salido bien. Es una buena carta de presentación para un futuro cliente, como bien dices.

Yo vivo con este miedo :rofl: Bueno, en mi caso no los jefes, sino los desarrolladores que tienen 200 reportes de bugs pendientes y que pasan de arreglarlos, ja, ja, ja.

2 me gusta

@pmstrad, muchas gracias por tu apoyo. Gracias por interesarte por mi pobre experiencia, que al menos está dando para hablar.

Hay una cosa que mencionas que me provoca dudas sobre mis intereses al reflexionar: lo de usar un nombre conocido frente a un nombre desconocido. Realmente…no sabría decirte si prefiero tener a Nintendo en mis referencias si el trabajo que he hecho no me gustó, no fue bueno o no fue lo que esperaba. Por contra, preferiría seguir trabajando a nivel de juegos desconocidos pero contento de todo lo que se ha hecho. Me haría sentirme mejor con mi trabajo. Quizás aquí sí que nos diferenciemos los freelancers que no vivimos de ello, y los que sí. Cuando vives de ello, una buena referencia debe ser lo mejor que puedes tener. Me hace reflexionar, la verdad. ¿Quizás debería apuntar a algo más alto? ¿Esperar un poco a tener más experiencia? Pensaré en ello este verano.

@Marta, yo no elogio nada, solo constato tus logros, que poco a poco he podido leer en tus mensajes. Es mucho más de lo que he hecho, y puede que mucho más de lo que lograré hacer algún día.

Lo de ser perfeccionista es otro tema que quizás se pueda discutir en otra discusión. Es decir, ¿nos gusta aportar una traducción que cumpla con los estándares pedidos, o le damos verdaderos giros artísticos que hacen que las traducciones sean inigualables? ¿Lo hacemos siempre, a veces, nunca? Plantea un tema interesante para discutir, yo al menos tengo cosas curiosas a ese respecto que podría comentar, jejeje.

Lo de los reportes de bugs que nunca se atienden parece ser tendencia. Recientemente trabajo con las traducciones de algunos de los servidores del juego Minecraft, y al parecer les envío correcciones de lo que ya está implementado, y la compañía insiste en que les costará introducir las correcciones una vez ya están en el juego. Yo les sigo enviando reportes, porque las traducciones que hizo la gente que trabajaba en ello antes que yo son, para ser lo más elegante posible, “muy malas”. Les explico constantemente los motivos por los que se necesita urgentemente cambiarlas, pero parece que las prioridades funcionan de otra manera una vez las aplicaciones ya están en funcionamiento. No les debe compensar prestar tanta atención a una corrección de textos si sus aplicaciones ya parecen estar bien situadas en el mercado. Es triste, y más de una vez, en cuanto me han dicho cosas como “ahora mismo no está en nuestras prioridades”, he sacado valor y he dicho “si aportar una traducción de calidad a tu público extranjero para que el producto tenga una buena publicidad no es una prioridad, entonces no entiendo qué puede serlo”.

2 me gusta

Aquí la clave está en que como en Nintendo participaba en tooooodo el proceso de localización, quedé contento con todos los juegos porque los jugué y rejugué, aparte de que los testers hicieron de usuarios finales y ayudaron muchííííísimo a mejorar la calidad global de las traducciones y que no se escapara ningún fallo. Soy muy afortunado porque eso hoy en día es casi impensable siendo traductor externo/autónomo como yo mismo he podido comprobar en otros casos.

Creo que no hay que preocuparse en exceso. Algo que me llama poderosamente la atención es que realmente nos aprovechamos en parte de la fama del juego, porque eso no quiere decir necesariamente que la traducción fuera muy compleja o laboriosa. Estoy seguro de que algunos juegos pequeños o desconocidos están muy bien traducidos, pero pasan sin pena ni gloria porque nadie los conoce. En ese sentido, que no te dé miedo poner nombres de juegos poco conocidos, aunque es cierto que algún nombre importante siempre ayuda, para qué nos vamos a engañar (las cosas del marketing…).

A mí me gusta ser perfeccionista, pero reconozco que, con los años, he aprendido a tomarme las cosas de otra manera. Hay muchísimas cosas que escapan de nuestro control, y a veces te envían un montón de palabras superurgentes y haces lo que puedes. O a veces te cambian luego mil cosas para mal y te indignas, pero al final llega un momento donde tienes que seguir adelante. Como me dijo un cliente hace poco, you did your part and we were happy with you work, so try to not worry too much about the rest.

En parte hay que comprenderles. Si tienen un buen protocolo, tendrán que implementar el cambio y comprobar que todo se ha corregido y el juego no se cuelga ni nada, lo cual requiere tiempo, sobre todo si no es fácil reproducir la situación en el juego.

Es así de triste, sí. Pero nunca se sabe, a veces tienes suerte. Creo que se trata de hacerles ver la gravedad de los errores. Hace poco también envié un informe extenso de errores y sinceramente pensé que solo arreglarían lo más gordo, pero sorprendentemente dicen que van a arreglar todo (habrá que verlo). Les razoné cada error de forma resumida, sobre todo los errores de traducción, y supongo que el responsable vio que era algo más que “cambios de algo que tampoco está tan mal”. La verdad es que ayuda cuando en la empresa hay alguien responsable de la localización; si no, es más difícil que te hagan caso. Pero por intentarlo que no sea. :slight_smile:

1 me gusta