Software para traductores con SO Linux o Raspberry Pi

Hola a todos:

En primer lugar, ¡feliz año! Hoy estoy de subidón porque los Reyes Magos me han traído un regalazo: una Raspberry Pi 4, concretamente el nuevo modelo que viene con 4GB de RAM, entrada HDMI que ofrece calidad 4K y varios componentes mejorados. Si todo esto te suena a chino porque no sabes qué es una Raspberry, te cuento que es un mini PC que ofrece muchas posibilidades y que muchos geeks utilizan para proyectos tan creativos como crear una máquina arcade para jugar a videojuegos vintage, convertir una tele o pantalla antigua en Smart TV para poder usar Netflix, YouTube y aplicaciones similares; resucitar altavoces viejos para poner música vía Bluetooth o con comandos de voz (como con Google Home o Alexa); o —mi caso particular— usarla como ordenador experimental para probar aplicaciones gratuitas que solamente están disponibles para Linux.

Mi experimentación con Linux comenzó hace bastante tiempo, así que no soy nuevo en el uso de este sistema operativo, pero sí en el uso de Raspberry. A pesar de que, como he comentado antes, hay que ser un poco geek para poder montarte tu propia Raspberry, yo esta mañana he logrado hacerlo en un par de horas. He seguido el proceso básico de instalarla en una mini caja con ventilador para que tenga algo de refrigeración (el dispositivo tiende a calentarse mucho) y, posteriormente, le he instalado Raspbian, distribución del sistema operativo GNU/Linux basado en el clásico Debian. También he probado a instalar Kubuntu, que ya lo mostré en los tutoriales que grabé sobre editores de subtítulos para Linux.

Por el momento, no he tenido tiempo de trastear mucho, pero lo que he visto me ha gustado bastante. He instalado en la Raspberry los editores de subtítulos que mostré aquí (Gnome Subtitles, Subtitle Composer y Subtitle Editor) para ver como se comportaban y me ha sorprendido ver que iban bastante más fluidos que en el Kubuntu portable que instalé en una memoria USB.

Además de los editores de subtítulos, he probado otras aplicaciones que vienen instaladas por defecto en Raspbian, como VLC Media Player (reproductor de vídeo), Chromium (básicamente, el Google Chrome de Linux), OmegaT o LibreOffice (una de las alternativas gratuitas a Word). Todas ellas funcionaban fluidas y me han dado buenas sensaciones. También he podido echar un vistazo rápido al repositorio de aplicaciones en donde, además de los editores de subtítulos mencionados más arriba, se pueden descargar un montón de aplicaciones gratuitamente. Yo me he animado a probar KdenLive, que es uno de los mejores editores de vídeo de Linux; y Scribus, que es una herramienta de maquetación parecida a InDesign, pero algo más rudimentaria. El editor de vídeo se movía ágilmente y Scribus no tenía nada que envidiarle a la versión que uso en Windows. ¡No está nada mal para tratarse de un cacharro tan pequeñín! :slight_smile:

En definitiva, la toma de contacto con la Raspberry ha sido muy positiva y creo que podría resultar útil a muchos colegas que tengan un perfil geek, quieran desarrollar su competencia informática o quieran introducirse al apasionante mundo de Linux.

Ya por último, y por si a alguien le fuera de utilidad, dejo por aquí abajo todos los componentes que he necesitado para montar la Raspberry 4 y un par de tutoriales de montaje e instalación de Raspbian.

¿Y tú? ¿Tienes una Raspberry? ¿Cómo la usas? ¿Qué te parece Linux, lo has probado o lo ves útil? ¿Qué aplicaciones te gustan más? ¡Me encantaría leer tu opinión!

Un saludo a todos.

1 me gusta

¡Qué bueno, Rafa! El tema me interesa mucho, pero sobre todo para montar un emulador de videojuegos. :wink: Todavía no me pude poner, así que los tutoriales que compartirse me van a servir un montón. ¡Gracias!

1 me gusta

¡Hola, Mati! Qué bueno leerte. Me alegro de que te interese el tema. :smiley:

A mí también me atrae mucho el tema de los emuladores para Raspberry, de hecho esta tarde he estado viendo algunos vídeos de Retropie, que es el emulador que más se utiliza. Requiere un tiempo configurarlo, pero una vez lo tienes puedes jugar a las ROMs de los clásicos de siempre de una maner muy sencilla. Fíjate si debe ser fácil que el tema viene generando algo de controversia, porque muchos lo consideran un modo de piratería, por eso se recomienda descargar solamente las ROMs de aquellos videojuegos que tengas físicamente. Pero, claro, en la práctica mucha gente se salta esa norma de fair play.

Aún no he podido probar demasiado, pero lo que se ve promete mucho. Aquí dejo un review sobre Retropie por si a alguien le interesa.

Un saludo.

1 me gusta

He llegado en este 2020 a comentar de nuevo, perdón por la larga ausencia. Lei atentamente el post y hace rato que vengo con ganas de probar un Raspberry. Vi varios kits de la 3B con disipadores y cajas muy lindas para armar proyectos interesantes, no me había puesto mucho a relacionarlos con la traducción así que esta entrada me resultó por demás interesante, ojalá sigas probando nuevas cosas y la sigas mostrando, por lo pronto, si me compro una te voy a contar mi experiencia.

¡Un abrazo grande y feliz 2020!

1 me gusta

¡Hola a todos!

Qué entrada más interesante, @raflosa. Yo tengo la Raspberry Pi 3 montada con una caja y disipador bien gordo: fue un regalo de mi novia por nuestro aniversario. Eso es conocerme bien, ¿eh? :grin:

Yo tengo metido el RetroPie, es muy fácil instalarlo. Tuve que reinstalarlo hace poco porque estaba muy obsoleto y es básicamente meter la imagen de disco que descargas de la web oficial en la Raspberry Pi sin nada más y ya se instala todo. Luego puedes meterle el Kodi para ver vídeos y demás.

No obstante, reconozco que solo le doy uso esporádico para jugar a emuladores. Sé que en teoría no es legal, pero vamos, que es para jugar a juegos que hoy en día no se pueden encontrar ni en la consola virtual de la Nintendo Switch (por ejemplo) y esas cosas, y casi que apenas juego. :rofl:

La verdad es que me gustaría darle algún otro uso más práctico que pueda integrar en mi día a día, pero reconozco que no se me ocurre nada. :frowning:

¿Alguna sugerencia?

1 me gusta

Creo que esto es algo generalizado en todos los que tienen una Raspberry. En realidad es un aparato que hace muchas cosas que ya hacen mucho mejor otros dispositivos que la mayoría ya tenemos, como un smartphone, un portátil común o una SmartTV.

Supongo que lo interesante de la Raspberry es intentar usarla como excusa para llevar a cabo un proyecto creativo o formativo con ella. No obstante, de todos los usos prácticos ya mencionados, creo que los más interesantes son el de emulador para jugar a juegos retro (idealmente, comprando mandos y demás accesorios que se pueden encontrar fácilmente en la red), o el de centro de entretenimiento multimedia. Yo, por ejemplo, he usado estos días la mía para ver streamings de eventos deportivos a los que no podía tener acceso desde mi SmartTV. Para ello, ha bastado con enchufar la Raspberry a la TV mediante un cable HDMi y con eso me he librado de tener que enchufar un portátil o tableta, que ocupan más espacio en el salón.

Además de estos usos, me llama mucho la atención el uso de la Raspberry como un Google Home o Alexa casero para poner música o incluso controlar las luces de la casa. Basta con usar un micro usb y un altavoz (idealmente uno antiguo para volver a darle vida), aunque hay que dedicar un rato a configurarla debidamente. Dejo por aquí un tutorial por si le interesa a alguien:

Un saludo.

1 me gusta

Sí, sin duda son los usos más habituales. Con RetroPie + Kodi ya tienes justo eso. Por cierto, que en el pack que me regaló mi novia venían unos mandos de Super Nintendo USB que funcionan estupendamente. :stuck_out_tongue:

Como centro multimedia, reconozco que me va un poco lento porque tardas la vida en copiar archivos a la SD. Puedes conectar un disco duro externo, pero al final tardas tiempo. Como trabajo en una mesa del salón, tardo menos conectando la Surface a la pantalla o directamente usando VideoStream for Chromecast, que va muy bien.

Lo de convertir la Raspberry Pi en Google Home o Alexa lo había visto también, aunque por ahora no es algo que me llame la atención, je, je.

En fin, desde luego me he entretenido haciendo experimentos, pero más allá de jugar a emuladores, a los que apenas juego ahora, no sé cómo darle un uso para el día a día. ¡Pero se agradecen todas las sugerencias! Desde luego, lo de probar aplicaciones Linux tiene su miga. :smiley:

Hola a todos:

Siguiendo con el hilo, comparto esta entrada que he publicado en mi blog en el que hago un resumen de las distros y software más interesantes de GNU/Linux para traductores.

Espero que os resulte interesante.

Un saludo.